Ocultar

CoQ10 Contra Ubiquinol—Todo lo que Necesita Saber

Publicado Por Dr. Mercola | 03 de Noviembre 2013

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

COQ10 y Ubiquinol
Historia en Breve:
  • La coenzima Q10 se usa para la producción de energía en todas las células del cuerpo, y también ayuda a proteger contra el daño celular de los radicales libres. La coenzima Q10 es especialmente importante si usted está tomando un medicamento con estatinas ya que las estatinas agotan la coenzima Q10 de su cuerpo, lo que acelera la progresión de la enfermedad cardíaca
  • El Ubiquinol es la forma reducida de CoQ10 – la forma eficaz que su cuerpo utiliza naturalmente para transferir elecciones libres - la investigación muestra que esta forma reducida es superior para su salud en un gran número de maneras, principalmente debido a su mayor biodisponibilidad si tiene más de 25 años de edad
  • La coenzima Q10 está disponible desde hace muchas décadas, pero la versión reducida, ubiquinol, tiene aproximadamente seis años en el mercado, antes de eso sólo era utilizada para realizar estudios de investigación. Hay más de 100 estudios que avalan su uso y que demuestran sus muchos beneficios para la salud, incluyendo su efecto benéfico sobre la mialgia inducida por estatinas y otras enfermedades implantadas en la disfunción mitocondrial
  • Los estudios han demostrado que el ubiquinol tiene un efecto positivo en: procesos inflamatorios, shock séptico (que también se asocia a la disfunción mitocondrial), paro cardíaco y recuperación de una embolia, y enfermedad periodontal (incluyendo gingivitis y boca seca)
  • A continuación describiremos alguna pautas para la dosificación de ubiquinol

Por el Dr. Mercola

La coenzima Q10 (CoQ10) se ha convertido en uno de los suplementos más populares y bien documentado en los Estados Unidos, y por una buena razón – es utilizada para la producción de energía en cada célula de su cuerpo, y por lo tanto es de vital importancia para la buena salud, niveles altos de energía, longevidad y calidad de vida en general.

Pero si bien puede ser benéfica para prácticamente todas las personas, especialmente si usted está tratando de combatir el proceso natural del envejecimiento, es absolutamente vital para las personas que toman estatinas.

Uno de cada cuatro estadounidenses mayor de 45 años toma estatinas, y cada una de estas personas tiene que estar tomando CoQ10 para reponer lo que se agota debido al medicamento. El CoQ10 también puede ayudar a proteger el cuerpo contra el daño causado por los radicales libres. Sin embargo, lo que probablemente no sabe es que hay dos formas de CoQ10, y que la alternativa mejor y más eficaz es la forma reducida, ubiquinol.

Ubiquinol vs CoQ10

En realidad, su cuerpo utiliza la forma de Ubiquinol para obtener los beneficios. Numerosas investigaciones demuestran que si usted tiene más de 25 años de edad, esta forma reducida es superior para su salud en un gran número de maneras. Yo personalmente tomo ubiquinol todos los días por sus beneficios de salud de largo alcance y biodisponibilidad superior.

Si usted tiene menos de 25 años de edad, su cuerpo es capaz de convertir exitosamente CoQ10 a la forma reducida, por lo tanto, el gasto adicional de una forma reducida es innecesario. Sin embargo, si usted es mayor, su cuerpo tiene más dificultad de convertir CoQ10 oxidado en ubiquinol.

En una entrevista con el Dr. Barry, se me ocurrió que la edad era muy similar a la disminución de la hormona del crecimiento y el Dr. Barry decidió que su reducción muy probablemente sigue una gráfica similar asociada con la edad, por esa razón incluí la gráfica de reducción de edad para la hormona de crecimiento.

Además del  envejecimiento, otros numerosos factores también pueden afectar a este proceso de conversión, incluyendo:

Aumento de la demanda metabólica Estrés oxidativo Consumo insuficiente de CoQ10 alimenticia
Deficiencia de factores necesarios para la biosíntesis y conversión de ubiquinol Efectos potenciales de la enfermedad Cambios relacionados con la edad en los genes

 

Si tiene más de 40 años de edad, le recomiendo tomar ubiquinol en lugar de CoQ10, ya que es absorbido mucho más eficazmente por el cuerpo. En cada estudio llevado a cabo hasta el momento, el ubiquinol ha demostrado ser mucho más biodisponible que la forma no reducida (CoQ10).

Cómo el Ubiquinol Puede Ayudar a Prevenir Mialgia Inducida por las Estatinas

La venta comercial de Ubiquinol tiene aproximadamente seis años, pero ya hay más de 100 estudios que demuestran sus beneficios para la salud. Un área de investigación intensa se central en el efecto del ubiquinol en la mialgia inducida por estatinas. Cuando usted toma un medicamento con estatina, es importante entender que:

  • Agota la principal fuente de energía que su cuerpo proporciona a su corazón – específicamente CoQ10
  • Disminuye la protección antioxidante para los diversos lípidos en la sangre, que son necesarios para una metabolismo normal

El Ubiquinol es un componente crítico de la respiración y la producción de ATP celular. Si tenemos en cuenta que el corazón es el órgano de su cuerpo que más energía requiere, usted puede suponer lo potencialmente devastador que puede ser agotar la fuente principal de energía celular en su cuerpo. Así, mientras que las estatinas son conocidas por protegerlo contra de las enfermedades del corazón, en realidad aumentan su riesgo cuando su cuerpo agota CoQ10.

Por lo tanto, si usted está tomando estatinas, DEBE tomar un suplemento de CoQ10 – de preferencia en forma de ubiquinol - para contrarrestar el daño infligido por el medicamento.

La otra parte que la mayoría de las personas no se saben es que CoQ10 y ubiquinol son solubles en lípidos biosintetizados en la sangre. El transportador es el colesterol lípido en sangre. El ubiquinol realmente mantiene su nivel de LDL (a menudo conocido como el colesterol "malo") reducido, ya que es un antioxidante excepcionalmente potente. 

El colesterol LDL reducido no es colesterol malo en absoluto. Sólo la versión oxidada causará un problema. Por lo tanto, al reducir la producción de CoQ10 en el cuerpo, también eliminará el mecanismo que impide que el nivel de colesterol LDL haga daño en su cuerpo.

Hay razones para creer que el ubiquinol en realidad podría ser una alternativa superior a las estatinas para controlar el colesterol y proteger contra las enfermedades cardíacas. Por desgracia, puede tomar un tiempo antes de que alguien admita sus poderes terapéuticos.

Esto se debe a que tendría que ser probado en ensayos clínicos formales, y posteriormente, una disputa por las compañías farmacéuticas. 

Lipitor es el único responsable de casi una quinta parte de los ingresos anuales de Pfizer. El Ubiquinol no podría generar dichos ingresos, y Big Pharma seguramente no renunciará a los increíbles beneficios de las estatinas por un suplemento simple y sin hacer un gran alboroto. Sin embargo, hay evidencia muy convincente para considerar ubiquinol, ya sea que este o no tomando un medicamento de estatina - y tal vez un parecido.

Beneficios Anti-Envejecimiento del Ubiquinol

Una vez más, el ubiquinol es un componente crítico para la producción de energía en cada sistema celular aeróbica, y si lo elimina, su función mitocondrial estará considerablemente comprometida. Esto no solo afectara su corazón. Además de la enfermedad cardiovascular, cada vez es más sabido que la disfunción mitocondrial está directamente vinculada con el propio proceso de envejecimiento, incluyendo muchas enfermedades relacionadas con la edad.

Muchos expertos en anti-envejecimiento creen que al optimizar su mitocondria es una de las estrategias más poderosas que le ayudaran a extender su vida, y sin duda hay abrumadores estudios en animales que apoyan este punto de vista.

El Ubiquinol es también importante para la protección celular. Como se mencionó anteriormente, el ubiquinol es uno de los más fuertes antioxidantes liposolubles conocido por desarrollarse dentro de su propio cuerpo. Un número de estudios publicados en la última década han demostrado que nuestro estado oxidativo aumenta significativamente con la edad, incluso en individuos sanos. El metabolismo es un asunto complejo, y existe una escases de panaceas para hacerle frente a la degeneración que viene con el envejecimiento. Dicho esto, un componente muy importante es el ubiquinol, ya que es necesario para la producción de energía celular, y sirve como un papel importante en la protección celular.

Ubiquinol Para Otras Enfermedades Crónicas

También se está estudiando el uso de Ubiquinol para un número de otras enfermedades crónicas e incluso genéticas como el Síndrome de Down. Una característica distintiva del Síndrome de Down es un estado oxidativo elevado. Estudios llevados a cabo en el hospital de niños en Cincinnati encontraron que el ubiquinol fue capaz de normalizar los niveles oxidativos en el 80 por ciento de niños con síndrome de Down durante un mes más o menos. Esto no ocurrió con la CoQ10 convencional, ni con otros suplementos antioxidantes terapéuticos.

Según el Dr. Robert Barry, director de asuntos científicos de nutrientes Kaneka - el único productor de ubiquinol en el mundo, y el principal proveedor de suministro de CoQ10 en el mundo desde hace tres décadas - está llevando a cabo un ensayo clínico formal de fase 2 para evaluar los beneficios clínicos de la normalización del estado oxidativo en los niños con síndrome de Down. Independientemente de los resultados de dichos estudios, el hallazgo inicial es un testimonio de la gran eficacia del ubiquinol en comparación con CoQ10, en cuanto a la reparación de los estados de oxidación elevados. Otros estudios han demostrado que el ubiquinol tiene un efecto positivo en:

  • Los procesos inflamatorios
  • Shock séptico (que también está vinculado con la disfunción mitocondrial)
  • Recuperación de embolia
  • Recuperación de apoplejía
  • La enfermedad periodontal (gingivitis incluyendo la boca seca)

Recomendaciones para la Dosificación y Cuestiones de Seguridad

Una preocupación común de los productores de ubiquinol, científicos y consumidores por igual, es si la suplementación con ubiquinol puede o no afectar negativamente a la producción propia de su cuerpo. Afortunadamente, varios estudios han demostrado que este no es el caso. Incluso con niveles muy altos de ubiquinol – más de miles de miligramos al día durante un período considerable de tiempo - la producción natural se ha mantenido al margen. De hecho el perfil de seguridad de ubiquinol es envidiable. Incluso en dosis muy grandes, nunca se han encontrado o reportado efectos adversos o interacciones con otros medicamentos.

Estas consideraciones - sus profundos beneficios de salud bien documentados, junto con su perfil de seguridad - hacen que la suplementación con ubiquinol sea algo sencillo. Claramente, la alimentación y el ejercicio son la parte principal de una salud óptima, pero hay pruebas abrumadoras de que el ubiquinol puede ser eficaz para optimizar los niveles de energía, calidad de vida y la longevidad, incluso si usted come bien y se mantiene en forma. De hecho, uno de los beneficios más dramáticos del ubiquinol radica en su potencial para detener el proceso de envejecimiento. En lo personal esto es lo que me motivó a empezar  a tomar ubiquinol.

En una entrevista anterior con el Dr. Barry, él relató un ejemplo particularmente poderoso de los efectos anti-envejecimiento del ubiquinol. Los ratones especialmente alimentados que envejecieron muy rápidamente acostumbraban probar CoQ10 y ubiquinol contra un grupo de control que no recibió la suplementación. Al final del estudio, cuando los ratones tuvieron el equivalente de 90 a 100 años humanos, las diferencias entre el grupo de control y los grupos de ubiquinol fueron dramáticas. Mientras que los ratones del grupo de control estuvieron cerca de la muerte, los ratones que tomaron ubiquinol se comportaban como ratones adolescentes, y la única diferencia durante toda su vida fue el consumo de ubiquinol.

"Lo que encontramos es que, en casi todos los estudios que se han llevado a cabo con ubiquinol (y cada uno es necesariamente una comparación directa con la coenzima Q10), existe un dramático efecto metabólico y fisiológico visto con ubiquinol, el cual no es visto con la coenzima Q10 convencional. Ese estudio me convenció de que había algo diferente con ubiquinol,” dice el Dr. Barry”

No hace falta decir que esto también puede tener profundas implicaciones en los seres humanos. De nuevo, si usted está tomando un medicamento con estatina, debe tomar por lo menos 100 a 200 mg de ubiquinol o CoQ10 al día. Si no está tomando un medicamento con estatinas, la cantidad de ubiquinol o CoQ10 que usted necesite dependerá de lo enfermo que este. Entre más enfermo este, más necesitara.

Según el Dr. Barry, si usted no toma ningún tipo de CoQ10 en absoluto y está empezando a tomar ubiquinol, comience con 200 a 300 miligramos al día. En un lapso de dos a tres semanas sus niveles plasmáticos se estabilizaran al nivel óptimo. Después de eso, puede disminuir la dosis de mantenimiento a 100 mg por día. Por lo general, esta dosis es suficiente para las personas sanas. Si usted tiene un estilo de vida activo, hace mucho ejercicio, o está bajo mucha tensión debido a su trabajo o "la vida" en general, es posible que desee aumentar su dosis de 200-300 mg/día.

Una vez más, usted simplemente está reponiendo la energía celular natural que utiliza a través de la actividad física y/o el estrés, y contrarrestando la caída natural en los niveles de producción que se presentan con la edad. La mayoría de las veces, especialmente si usted tiene niveles bajos de energía, sentirá la diferencia en los niveles de energía cuando usted comienza a tomarlo. Lo ideal sería que dividiera la dosis en dos o tres veces al día, en lugar de tomarla toda junta, ya que esto le proporcionara mayores niveles en la sangre. Otras pautas de dosificación, como las mencionadas por el Dr. Stephen Sinatra (un cardiólogo certificado, y experto destacado en el campo de cardiología naturales) incluyen: 

Hipertensión, 200 mg/día Atletas de clase mundial que necesitan repuesto adicional de trifosfato de adenosina (ATP por sus siglas en inglés) de 300-600 mg/día Trasplante de corazón  o grave  Insuficiencia cardiaca congestiva, 300-600 mg/día en dosis divididas
Arritmia, 200 mg/día Atleta típico 100-300 mg/día Prolapso de la válvula mitral, una combinación de 400 mg de magnesio y 100-200 mg de CoQ10

 


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.