Ocultar

¿Cómo Saber Si Tiene Hemorroides o Algún Problema Serio?

Publicado Por Dr. Mercola | 16 de Junio 2009

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Problemas con las Hemorroides

Por el Dr. Mercola

Las hemorroides no son nada placentero y para colmo, podrían ser algo penoso — incluso con su doctor. Pero son un problema común tanto en los hombres como en las mujeres. De hecho, según el National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases (una rama del Instituto de Salud Nacional) estima que cerca de la mitad de los estadounidenses tendrá hemorroides a la edad de 50 años.

Esto no es sorprendente dado que la típica alimentación occidental está conectada con un estilo de vida que a menudo incluye demasiado estrés y muy poco ejercicio físico. Las hemorroides no son una condición exclusivamente del mundo moderno occidental, pero rara vez se ven en las culturas primitivas menos industrializadas.

¿Qué Es una Hemorroides Exactamente?

Las hemorroides son venas en la pared de su recto y ano, las cuales se han trenzado, hinchado e inflamado. Ellas se pueden formar tanto en el interior como en el exterior y como resultado los nódulos pueden causar dolor y sangrado.

Si usted tiene una hemorroide dentro del ano, por encima de la unión del recto y el ano, entonces usted tendrá una hemorroide interna. Si la hemorroide esta debajo de esa unión y debajo de la piel que cubre el ano, estas se consideran hemorroides externas. Ambos tipos de hemorroides pueden permanecer y desarrollare fuera o dentro del ano.

¿Cómo se Forman las Hemorroides?

Las hemorroides son frecuentemente creadas por el aumento de presión, normalmente por hacer presión antes de evacuar el intestino. Las hemorroides es una condición común en las personas con problemas digestivos crónicos—constipación especialmente. También se presentan en las personas de edad avanzada y durante el embarazo.

Si usted está embarazada, la presión adicional que él bebe en crecimiento pone en su útero puede causar hemorroides. El nacimiento del bebe puede aumentar el problema, pero afortunadamente, la mayoría de los problemas de hemorroides causados por el embarazo se solucionan después del nacimiento del bebé.

Otra causa común de hemorroides es la obesidad, ya que cuando usted tiene exceso de peso, su cuerpo simplemente no tiene fuerzas suficientes para generar la evacuación apropiada de su intestino.

¿Cómo Puede Saber Si Tiene Hemorroides?

Si usted tiene hemorroides podría o no experimentar síntomas, pero con un cuidado apropiado, la mayoría de los síntomas desaparecerán en los siguientes días.

La señal más común de hemorroides interna es la presencia de sangre, puede normalmente verse en el papel higiénico o en el inodoro. Es posible que la hemorroide interna se desarrolle en todo su ano, si ese es el caso, usted probablemente experimentara algo de irritación y dolor.

Si sus hemorroides es externa, los síntomas pueden incluir hinchazón o nódulos (coágulos de sangre) alrededor de su ano. Esto se le conoce como hemorroides externas trombosadas y pueden ser muy dolorosas.

Dependiendo de sus hábitos de evacuación, el problema se puede agravar, causando más irritación, sangrado y comezón. (El drenaje de la hemorroide también puede causar comezón). Si usted sufre de hemorroides, es importante que no haga presión al momento de evacuar su intestino. Limpiar excesivamente el área también puede empeorar el problema.

Otras condiciones con síntomas que pueden ser similares a las hemorroides, es al absceso anorectal, fistulas y fisuras anales, comezón e hinchazón no especifica (comúnmente llamado prurito anal).

Un Consejo de Cuidado para el Sangrado del Recto

Si usted tiene sangrado y sospecha se relaciona con una hemorroide, le recomiendo que consulte a su doctor u otro médico especialista — especialmente si este es un síntoma nuevo en usted. El sangrado del recto puede ser una señal de otra condición más seria, incluyendo cáncer colorrectal, especialmente si usted es de edad avanzada.

Como se mencionó anteriormente, el sangrado es una señal frecuente de hemorroides, pero cualquier indicación nueva o repentina de sangrado debe ser investigada, sin importar su edad.

Curiosamente, la vitamina D es la mejor manera de reducir su riesgo de cáncer de colon, la optimización de sus niveles de vitamina D podría reducir su riesgo en un 80 por ciento.

Así que asegúrese de revisar sus niveles de vitamina D y esfuércese por mantener sus niveles en 60 ng/ml durante todo el año como una poderosa medida preventiva.

La Prevención de Hemorroides Debe Ser su Meta Principal                

Las hemorroides son a menudo el resultado de la presión creada debido a la constipación.

La constipación es frecuentemente causada por una alimentación inapropiada, falta de ejercicio, poco consumo de agua y estrés. Otros factores que contribuyen es el abuso de laxantes, síndrome de intestino irritable e hipotiroidismo.

Estos simples pasos pueden ayudarle a prevenir la constipación.

    1. Consuma alimentos ricos en fibra. Los vegetales son buena fuente de fibra. Lo ideal sería que consumiera los adecuados según su tipo nutricional individual. Consumir una amplia variedad de fibra vegetal le proporcionara la fibra necesaria para que pueda evacuar cómodamente sus intestinos.

      En caso de necesitar fibra adicional, le recomiendo las semillas de linaza orgánica. Muélalas en el molino y agregue una o dos cucharaditas a su alimento. También puede intentar el Psylium orgánico que ayuda a aliviar los problemas de constipación y diarrea. Yo recomiendo evitar cualquier tipo de psylium que  no se orgánico, como el Metamucil. En caso que usted no este acostumbrado a consumir mucha fibra en su alimentación, proceda poco a poco, ya que podría experimentar inflamación y gas mientras su sistema digestivo se acostumbra a la fibra agregada.
    2. Considere comer naranjas frescas por su contenido de flavonoides. Los flavonoides son fitoquímicos poderosos que promueven la salud de sus venas. También considere el uso de aceite de coco en su alimentación. Se sabe que los cocos representaban la mitad de la grasa de la  alimentación de los isleños del pacifico sur tropical. Con el resultado de que muchas de las típicas enfermedades y condiciones occidentales — incluyendo hemorroides — son poco comunes. Mi recomendación personal es el Aceite de Coco Virgen.
    3. Tome suficiente agua - ya sea agua limpia o agua filtrada por un filtro de osmosis inversa. Utilice su sed y orina como una guía para determinar su estado de hidratación. El color de su orina debe ser amarillo claro, si es de color amarillo opaco, esto es una indicación de que no está tomando suficiente agua (un color amarillo brillante es normalmente el resultado de vitamina B2 encontrada en la mayoría de las vitaminas.) La combinación de fibra adecuada y agua crean heces blandas. Las heces blandas se mueven más fácilmente por su colon y disminuye la necesidad de presión.
    4. Haga ejercicio regularmente para mantener su tracto digestivo estimulado.
    5. Tome un probiótico de alta calidad. Equilibrar su bacteria intestinal no solo aliviara los problemas de constipación, sino toda su salud en general.
    6. Tome control de su estrés emocional. Yo recomiendo firmemente  herramientas como la Meriadian Tapping Techniques para ayudar a aliviar los estresores emocionales que contribuyen a la constipación. También le ayudara a reducir y eliminar los síntomas dolorosos causados por las hemorroides.

Otra opción que muchas personas no conocen es defecar en cuclillas. El año pasado fui a India, curiosamente, no muchos lugares tienen inodoros regulares sino un simple hoyo en el suelo. Cuando usted utiliza ese tipo de hoyos, su cuerpo se coloca en la posición para la cual fue diseñado a evacuar su intestino.

Cuando usted se sienta en un inodoro regular, usted pierde la mayor parte de fuerza que le ayuda a la eliminación. Ahora, no le estoy sugiriendo hacer un hoyo en el piso de su baño; existen otros dispositivos que puede colocar alrededor de su inodoro que estimularan de alguna manera la posición de cuclillas, la cual le ayudara a evacuar con mejor comodidad.

Practique Buenos Hábitos en el Inodoro

  • Permita que su cuerpo trabaje naturalmente al utilizar el inodoro cada vez que desee tener una evacuación. Vaya cada vez que tenga la necesidad — retrasar la evacuación puede causar o agravar los problemas de constipación.
  • No se siente en el inodoro por mucho tiempo, esto causara presión en su recto, eso es algo que debe evitar. Limite el tiempo de estar sentado en el inodoro de tres a cinco minutos. En caso de ser necesario, levántese, camine o de lo contrario, distráigase y espere la señal de su intestino para regresar nuevamente al inodoro. Usted también puede utilizar un taburete mientras está sentado en el inodoro, esto elevara sus pies y calmara la presión del tejido inflamado.
  • No se esfuerce demasiado en evacuar su intestino. Solo ejerza una ligera presión, pero no más de 30 segundos en cada intento. Trate de utilizar sus músculos pélvicos y abdominales.
  • Practique la posición a cuclillas. Las hemorroides es una condición raramente vista en países donde las personas hacen sentadillas para realizar sus funciones corporales. Los resultados de un estudio publicado afínales de los 1980 mostró que 18 de los 20 pacientes tuvieron un completo y prolongado alivio del dolor y sangrado al practicar el uso de un inodoro en la posición a cuclillas.

Utilice Prácticas Apropiadas de Limpieza

  • No limpie agresivamente el área con papel higiénico u otro tipo de toallas, ya que esto causara irritación e inflamación de su piel.
  • De ser posible, limpie el área lavándose sin jabón—el jabón es un irritante. Asegúrese de lavar bien el área y posteriormente limpiarla gentilmente con palmaditas usando una toalla suave.
  • En situaciones donde no se pueda bañar, utilice una toalla humectante desechable para limpiar de una manera ligera y suave.

Remedios Caseros de los Síntomas de las hemorroides

  • El rusco o Butcher´s broom es un extracto herbal que puede utilizar para los problemas de hemorroides. Tiene efectos poderosos anti inflamatorios y vasoconstrictores y puede ayudar a apretar y fortalecer esas venas. Es utilizado especialmente para tratar problemas con las venas; ayuda a fortalecer las paredes de las venas para que no se dilaten y expandan al momento de aplicar presión durante la evacuación intestinal.

    Otro suplemento benéfico incluye el castaño de indias, bromelina, extracto del árbol japonés pagoda y extracto de sábila.
  • Pruebe los baños de sitz. Un baño de sitz involucra sumergir las caderas y las nalgas en agua caliente. El calor húmedo del baño proporciona un alivio de los síntomas y ayuda a sanar el tejido inflamado. Utilice agua tibia no caliente y no agregue nada más.  Siéntase haciendo repeticiones de 10 a 15 minutos durante el tiempo que desee calmar los síntomas.
  • Aplique compresas frías o hielo en el área anal de manera intermitente durante 10 a 15 minutos hasta cinco veces al día.
  • Mantenga el área anal seca, ya que la humedad provoca irritación, comezón e infección de en su piel.
  • Aplique gel a base de  petróleo al área anal para relajar el tejido irritado. También puede aplicar gel de sábila para calmar el ardor o un astringente tópico como avellana de la bruja.
  • Después de haber defecado, limpie con papel higiénico, compresas o con algodón humedecido con avellana de la bruja (disponible en la mayoría de las farmacias).

Intervención Médica

En casos severos, es necesario tratar las hemorroides con cirugía o endoscopia, sin embargo, esto solo debe realizarse como el último recurso.

Existe un gran número de técnicas para tratar las hemorroides, incluyendo:

  • Ligadura con banda elástica, en la cual se coloca una banda de goma alrededor de la base de la hemorroide. La banda impide que el flujo sanguíneo pase a la hemorroide, causando su muerte y eliminándolas en pocos días.
  • Escleroterapia, implica la inyección de una solución química para reducir la hemorroides.
  • Coagulación infrarroja (quema el tejido hemorroidal).
  • Hemorroidectomía — extirpación quirúrgica de la hemorroides

Siempre esfuerce por prevenir una condición como las hemorroides—con la finalidad de no entrar en tratamiento. Así como la mayoría de las condiciones de salud son dolorosas e irritables, las hemorroides son una señal que le indica prestar más atención a su alimentación, consumo de agua, ejercicio físico, estrés emocional  u otras cuestiones en su estilo de vida.

 

Republish this article

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.