Ocultar

El Plástico y los Compuestos Cancerígenos en las Bolsas de Té- Una Sorprendente Fuente de Toxinas

Publicado Por Dr. Mercola | 24 de Abril 2013

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Bolsas de Té
Historia en Breve:
  • Algunas bolsas de té están hechas de plásticos, como el nylon, termoplástico, PVC o polipropileno. Aunque estos tipos de plástico tienen altos puntos de fusión, la temperatura a la que las moléculas de los polímeros comienzan a descomponerse siempre es menor al punto de fusión, lo que podría permitir que las bolsas liberen compuestos en el té que pueden causar daños a la salud que aún se desconocen
  • Las bolsas de papel generalmente son tratadas con epiclorhidrina, que cuando entra en contacto con el agua se hidroliza y produce 3-MCPD. El 3-MCPD es un carcinógeno involucrado con el procesamiento de los alimentos que también ha sido relacionado con la infertilidad y la función inmunológica suprimida
  • Le recomiendo comprar su té a fabricantes que puedan certificar que sus bolsas de té no contienen epiclorhidrina y evitar las bolsas de té de plástico. Su mejor opción es optar por el té a granel. En este artículo le incluyo instrucciones para preparar té a granel
  • Cuando elija un té de cualquier tipo, de preferencia que sea orgánico (para evitar pesticidas) y cultivado en un ambiente limpio (el té es conocido por acumular fluoruro, metales pesados y otras toxinas del suelo y del agua, por lo que un ambiente de crecimiento limpio es esencial para producir té puro, de alta calidad.)

Por el Dr. Mercola

Durante mucho tiempo he recomendado tomar té en lugar de café, pero la desventaja de la tecnología alimenticia moderna es nuevamente el fantasma que la rodea que causa nuevas preocupaciones de salud en una bebida que tendría que ser saludable.

Un artículo reciente publicado en The Atlantic1 crea dudas sobre la seguridad de las bolsas de té de plástico, algunas de las cuales tienen una elegante forma de pirámide, diseñadas para permitir que las hojas de té se desdoblen durante la infusión.

Lo más probable es que usted nunca ha puesto en duda la seguridad de las bolsas de té. Pero en realidad, algunas de las bolsas de té más novedosas están hechas de una variedad de plásticos, incluyendo el nylon, algunas están hechas de rayón viscosa y otras están hechas de termoplástico, PVC o polipropileno.

Cualquier persona pendiente de los peligros de las sustancia químicas liberadas por los contenedores de plástico y botellas probablemente le preocupe tomar un té que está rodeado de plástico al ser calentado.

La otra mala noticia es que las bolsas de té de papel podrían ser igual de peligrosas, o peores aún, que las bolsas de plástico porque muchas de ellas son tratadas con epiclorhidrina, un compuesto que es utilizado principalmente para la producción de resinas epoxi.

Considerado un carcinógeno potencial por el Instituto Nacional para la Seguridad y Salud Ocupacional2 (NIOSH), la epiclorhidrina también es utilizada como pesticida. Además de estar presente las bolsas de té, también puede encontrarse en los filtros de café, los filtros de agua y en las tripas artificiales para salchichas.

Cuando la epiclorhidrina entra en contacto con el agua se hidroliza y produce 3-MCPD, que se ha demostrado ser causante de cáncer en los animales. También se le ha relacionado con la infertilidad (tiene un efecto espermatóxico en los ratones3 ) y la función inmunológica suprimida4.

Esta sustancia química es bien conocida como un “contaminante procesado” relacionado con la producción alimenticia moderna. De acuerdo con la Sociedad Americana de Químicos de Aceites5 (AOCS), el 3-MCPD también puede encontrarse en varios niveles en los aceites vegetales refinados, que es otra razón para evitar esos aceites para cocinar y remplazarlos con aceite de coco orgánico.

¿Las Bolsas de Té de Plástico Representan una Problema de Salud?

Como probablemente ya sabe, se ha descubierto que las sustancias químicas en los contenedores y botellas de plástico se filtran a sus alimentos y bebidas, por lo tanto representan una serie de riesgos a la salud. Algunos ejemplos incluyen al bisfenol-A (BPA), bisfenol-S (BPS) y los ftalatos, todos los cuales imitan a las hormonas y actúan como potentes disruptores endocrinos.

Desafortunadamente, de acuerdo con el artículo presentado, ni el Centro de Salud, Medio Ambiente y Justicia ni el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) tienen ningún tipo de información sobre la toxicidad de las bolsas de té de plástico o los niveles de sustancias químicas del plástico que podrían filtrarse a su té cuando entra en contacto con el agua caliente. Difícil de creer, pero es la verdad, las agencias federales estadounidenses no están supervisando esta potencial exposición tóxica.

De acuerdo con el artículo presentado:

“¿Las bolsas de té de plástico también podrían ser malas para nuestra salud? Lo más común es que estén hechas de nylon de calidad alimentaria o de tereftalato de polietileno (PET), que son dos de los tipos de plástico más seguros en la escala de filtraciones potencialmente dañinas.

Ambos tienen puntos de fusión muy altos, que ofrecen cierta seguridad a los consumidores, ya que uno pensaría que el punto de fusión del plástico es la temperatura a la que en caso de comerla accidentalmente uno debería preocuparse.

Hay otro punto de temperatura para los plásticos, sin embargo, quizá si deberíamos preocuparnos en este caso y se le conoce como temperatura de la “transición vítrea” (Tg), Es la temperatura a la que la molécula en ciertos materiales como los polímeros comienza a descomponerse. Como regla, la Tg de un material siempre es más baja que el punto de fusión.”

El agua hierve a 212 grados Fahrenheit (100 grados Celsius). En el caso del PET el punto de transición vítrea (Tg) es de unos 169 grados y el punto de descomposición del nylon es incluso menor que el del PET.

“Si la pregunta es, ¿a medida que el polímero entra en estado de transición, es más fácil que se filtre? La respuesta es sí, dijo el Dr. Ray Fernando, profesor y director de polímeros y recubrimientos en Cal Poly San Luis Obispo,” señala The Atlantic.

Así que aunque por lo general estos plásticos se encuentran entre los más seguros en términos de filtración, las moléculas en las bolsas de té de plástico en realidad pueden descomponerse y filtrarse en el agua hervida- que es el método recomendado para preparar una buena taza de té, especialmente cuando se utilizan hojas de té enteras de alta calidad, para lo que están diseñadas estas novedosas bolsas de té…

Las Bolsas de Té de Papel Podrían Ser Tan Malas o Peores…

El ahora difunto Dexter Corporation fue el propietario inicial de la patente6 de un método para tratar tanto las bolsas de té como los filtros de café con látex (plástico), con el fin de evitar rupturas que permitan que las hojas de té o café se derramen. Este invento “satura e impregna por completo” el material de la bolsa. Ahí radica uno de los problemas con las bolsas de té de papel, ya que por lo general son tratadas con epiclorhidrina que se produce cuando al entrar en contacto con el agua se hidroliza produciendo el carcinógeno 3-MCPD.

Dow Chemical Co es uno de los mayores productores de epiclorhidrina. De acuerdo con la literatura7 sobre seguridad de Dow, es una sustancia química muy peligrosa que requiere de precauciones adicionales al entrar en contacto con ella. Por supuesto que eso no lo hace automáticamente peligroso en su producto final, pero aun así puede ser motivo de preocupación y más si se convierte en un carcinógeno cuando se le agrega agua. Existen muchas preguntas sin respuesta con respecto a los riesgos del uso de sustancias químicas en productos diseñados para ser utilizados con agua hirviendo…

Una buena manera de protegerse a usted y su familia en este tema es comprando su té a fabricantes que puedan certificar que sus bolsas en donde viene el té no contengan este compuesto. Organic India, por ejemplo, me ha mandado la confirmación de que el papel que utilizan en sus bolsas de té no contiene epiclorhidrina. En un artículo del 2009, Kristie Leong, MD también afirma haber hecho su propia investigación y que la Compañía Bigelow Tea8 tampoco utiliza esta sustancia química en sus bolsas. Muchas bolsas de té de plástico son anunciadas como “suave” o “bolsas de malla”, o tienen formas diferentes o un gran tamaño. También le sugiero evitar este tipo de bolsas si quiere estar seguro.

Su mejor opción sería optar por el té a granel. Esto le tomará más tiempo, pero bien vale la pena. Uno de mis tés favoritos es el Royal Matcha Green Tea, que tiene uno de los más altos niveles de un potente antioxidante, galato de epigaloquetina (EGCG). A diferencias de otros tés que se remojan y cuelan, el matcha es un polvo hecho de hojas de té verde. Agrega el polvo al agua. Estará consumiendo la hoja entera, lo que hace a matcha uno los tés verdes más saludables que hay. Otra muy buena opción son las hojas de té de Tulsi a granel. Esta hierba adyuvédica bien conocida, también está llena de antioxidantes que combaten los radicales libres en su cuerpo y evitan el daño oxidativo.

Cómo Preparar la Taza de Té Perfecta

Preparar el té utilizando hojas de té a granel es un arte, pero una vez que encuentra el “punto perfecto” probablemente no tenga que utilizar las bolsas de té nunca más. Aquí algunas recomendaciones sencillas para preparar la taza de té “perfecta”:

    1. Coloque agua en una tetera y póngala a hervir (evite utilizar ollas antiadherentes, ya que estas también pueden liberar sustancias químicas peligrosas cuando se calienta)
    2. Precaliente su tetera o taza para evitar que el agua se enfríe muy rápido cuando se transfiera. Simplemente añada una pequeña cantidad de agua hervida a tetera o la taza en la que colocará el té. Los recipientes de cerámica o porcelana también retienen el calor. Después cubra la tetera o la taza con su tapa en caso de tenerla o ponga una toalla para cubrirla. Deje reposar y después saque el agua.
    3. Ponga el té en un infusor, colador o añada las hojas a la tetera. Remojar sin infusor o colador le dará más sabor al té. Comience con una cucharadita por taza o siga las instrucciones que vienen en el té. El sabor del té puede cambiar utilizando más o menos té
    4. Agregue el agua hervida. Utilice la cantidad correcta para la cantidad de té que añadió (por ejemplo, si puso cuatro cucharaditas de té, añada cuatro tazas de agua). La temperatura ideal del agua varía en base al tipo de té que utiliza:
        1. Té blanco o verde (toda la hoja): Muy por debajo de la ebullición (170-185 F o 76-85 C). Una vez que el agua está hirviendo, retírela del fuego y déjela enfriar durante unos 30 segundos en el caso del té blanco y 60 segundos el té verde antes de verterlo sobre las hojas
        2. Oolongs (toda la hoja): 185-210 F o 85-98 C
        3. Tés negros (toda la hoja) y Pu-erhs: Ebullición completa (212 F o 100 C)
    5. Cubra la tetera y deje reposar. Siga las instrucciones de reposo que vienen en el empaque. Si no tiene instrucciones, entonces aquí unas recomendaciones generales. Pruébelo con frecuencia para ver que no esté amargo:
        1. Tés de Oolongs: 4-7 minutos
        2. Tés Negros: 3-5 minutos
        3. Tés Verdes: 2-3 minutos
    6. Una vez que tenga el sabor deseado tiene que remover el colador o infusor. Si está utilizando hojas, vierta el té utilizando un colador en una taza y ponga las hojas en otro recipiente (cúbralo para mantenerlo caliente)

Después del Agua, el Té es Una de las Bebidas Más Saludables

Aunque algunas bolsas de té- ya sean de plástico o de papel procesado con epiclorhidrina- podrían representar un peligro potencial, no debe permitir que esto le impida tomar té. Aunque sigo creyendo que el agua purificada debería componer la mayor parte de su consumo diario de líquidos, el té de alta calidad le ofrece muchos beneficios de salud.

Cada vez más evidencia demuestra que los polifenoles en el té, que incluye el EGCG (galata de epigalotequina) y muchos otros, pueden protegerlo del cáncer. Por ejemplo, los polifenoles en el té verde parecen ser mucho más efectivos para combatir la progresión del cáncer que los antioxidantes que se encuentran en el vino tinto y en las uvas. Además de esto, las propiedades benéficas en el té son conocidas por:

  • Neutralizar los efectos que tienen las grasas y los aceites dañinos en su cuerpo
  • Inhibir las bacterias y los virus
  • Mejorar la digestión
  • Proteger contra la oxidación en el cerebro y en el hígado
  • Ayudar a promover encías saludables

Tomar té también ha sido relacionado con:

Mejorar el estado de alerta mental y disminuir la degeneración de las células cerebrales Disminuir la presión arterial Proteger contra la diabetes tipo 2
Disminuir los niveles de triglicéridos y de colesterol Disminuir el riesgo de cáncer de mama, colon, ovarios y próstata Reducir el riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral

 

Por supuesto que hay unas reglas generales que debe seguir a la hora de escoger cualquier tipo de té y esas son que de preferencia debería de ser:

  • Orgánico (de otra forma el té estará cargado de pesticidas)
  • Cultivado en un ambiente limpio (el té es conocido por acumular fluoruro, metales pesados y otras toxinas del suelo y del agua, por lo que un ambiente de crecimiento limpio es esencial para producir té puro, de alta calidad)

Así que tome en cuenta estas recomendaciones y disfrute de una o dos tazas de té de su variedad favorita. Yo personalmente prefiero el té Matcha, de hojas de té verde hechas polvo y el té de Tulsi, que es una poderosa hierba adaptogénica que brinda importantes beneficios terapéuticos.

 

Fuentes y Referencias

Vea Todas las Referencias

Republish this article

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.