Ocultar

Los "Alimentos Saludables" Más Dañinos

Publicado Por Dr. Mercola | 19 de Agosto 2013

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir

Alimentos Saludables
Historia en Breve:
  • Muchos de los alimentos que comúnmente son considerados como "alimentos saludables" no son buenos para su salud
  • Se habla de once de los "alimentos saludables" poco saludables más comunes- incluyendo los jugos de fruta, los granos integrales, el néctar de agave, el aceite vegetal y las bebidas deportivas
  • Los alimentos realmente saludables son los alimentos frescos, cultivados de manera sostenible y de preferencia de forma local y tomando en cuenta las leyes de la naturaleza, libres de pesticidas, fertilizantes, hormonas de crecimiento, antibióticos, conservadores y otras sustancias químicas

Por el Dr. Mercola

Si usted creció creyendo que la mejor manera de comenzar su día es con un plato de cereal, un pan integral tostado con margarina y un vaso de jugo de naranja, déjeme decirle que no es el único.

Si tiene problemas de salud y está leyendo esto, es probable que su falta de progreso no se deba a la apatía o la falta de fuerza de voluntad,  sino más bien a la confusión sobre que alimentos son buenos para usted y cuáles no.

Muchos alimentos considerados como “alimentos saludables” están haciéndole lo contrario a lo que prometen, esto gracias a las exitosas campañas publicitarias. Existen razones científicas solidas por las que la cintura de los estadounidenses sigue creciendo.

En un artículo escrito por el entrenador personal certificado y promovedor de la salud, Kris Gunnars, se habla1 de 11 alimentos denominados como “saludables” y a diferencia de la mayoría de los artículos sobre nutrición, esta vez estoy de acuerdo con esta clasificación.

Si usted está confundido sobre por qué no está avanzando hacia sus metas de salud y estado físico, podría deberse a que usted solo es una víctima de sus “alimentos saludables”. Sería de ayuda echarle un vistazo a esos alimentos populares, comenzando con una de las bebidas favoritas de los niños y de los adultos: los jugos de fruta.

Jugo de Frutas

A pesar de las creencias que dicen todo lo contrario, existen muchos problemas relacionados con consumo del jugo de frutas, los cuales lo ALEJAN de ser considerado un “alimento saludable”. Consideremos el jugo de naranja, por ejemplo - particularmente la mayoría de los jugos de naranja comerciales preparados.

La mayoría de los jugos de naranja comerciales preparados están altamente procesados dando como resultado un líquido que tiene muy poco parecido nutricional con el jugo de naranja fresco, tal y como lo explica Alissa Hamilton, autora del libro llamado, “Squezzed: What You Don´t Know About Orange Juice”.

Primero que nada, está pasteurizado, lo cual destruye su vitalidad. Además, el jugo es almacenado en tanques gigantes para asegurar el suministro durante todo el año. Con el fin de preservarlo, se remueve todo el oxígeno y por lo tanto, se destruyen todos los componentes naturales que le dan el sabor a las naranjas.

Algunas compañías añaden saborizantes artificiales, que son esencialmente perfumes químicos. Uno muy común es el butirato de etilo. Si la fecha que aparece en “consumase antes de” es de 60 días o más, entonces significa que es un jugo altamente procesado. Las bebidas de frutas son peores, ya que consisten principalmente en jarabe de maíz de alta fructosa en una mezcla de ingredientes artificiales. Muchos jugos de naranja comerciales también están contaminados con el moho de la fruta dañada.

Además, el jugo de frutas es mucho peor que la fruta entera, especialmente si no es un jugo fresco y es almacenado en contenedores, ya que el metanol en el jugo se separará de la pectina y aumentará su riesgo de esclerosis múltiple

Pero incluso el jugo de naranja fresco y puro- incluyendo el recién exprimido- tiene un alto contenido de azúcar que está separado de su fibra benéfica y por lo tanto es dañino para su salud. Un vaso de ocho onzas contiene cerca de 8 cucharaditas de azúcar, en comparación con las 10 cucharaditas que contiene la soda.

Obviamente, esta cantidad de azúcar puede aumentar su riesgo de gota, hipertensión, enfermedades cardíacas, enfermedades renales y muchos otros problemas de salud graves. Y se ha encontrado que muchos jugos comerciales contienen niveles inaceptablemente altos de arsénico.

Consumir las frutas enteras causa menos problemas, ya que el azúcar es modulada por la fibra y los antioxidantes contenidos en la fruta, así que es mejor comerse la fruta entera, pero con moderación. Si quiere un jugo, entonces una excelente opción es preparar su propio jugo de vegetales desde su hogar.

Trigo Integral y Otros Granos

A diferencia de lo que ha venido escuchando durante años sobre el valor nutricional de los granos integrales, existe mucha evidencia científica que señala que muchas veces los granos integrales son más dañinos que benéficos. Los granos contienen anti-nutrientes y lecitinas que pueden dañar su intestino. Y es la porción fibrosa del grano- el salvado- la que contiene la mayoría de estos anti-nutrientes. Estos componentes pueden causar inflamación, permeabilidad intestinal e “intestino permeable”.

El trigo y otros granos glutinosos son los peores de todos. Se ha descubierto que la aglutinina de germen de trigo (WGA) es inflamatoria, inmunotóxica, cardiotóxica, neurotóxica y puede atravesar la barrera hematoencefálica e interferir con el funcionamiento de los neurotransmisores.

La intolerancia al gluten podría estar en la raíz de muchas enfermedades crónicas, incluyendo las enfermedades neurológicas y psiquiátricas como la depresión, el TDA/TDAH, la esquizofrénica y el Alzheimer. Muchas personas padecen de intolerancia al gluten pero no lo saben, lo que lo hace aún más insidioso. Es importante tomar en cuenta que TODOS los tipos de granos contribuyen con la resistencia a la insulina y a la leptina, que es la causa principal de casi todas, de no ser que de todas, las enfermedades crónicas- desde la diabetes hasta el cáncer.

No se deje engañar creyendo que los productos que contienen en su etiqueta “sin gluten” o “bajo en carbohidratos” son buenos para usted. Muchos de estos productos contienen otros granos altamente procesados, por lo que no son más nutritivos que cualquier bolsa de chips, ya que también aumentan la resistencia a la insulina y a la leptina. Y muchos contienen sofisticadas combinaciones de ingredientes creados para causar antojos.

Jarabe de Agave y Néctar

El agave aún se encuentra en los estantes de las tiendas nutricionales, como si tuviera que combinarlo con todo. La mayoría del néctar o jarabe de agave no es más que jarabe de fructosa súper condensado creado en un laboratorio, casi sin ningún valor nutricional. El jarabe de agave está compuesto por fructosa y está altamente procesado y refinado, por lo que casi no se parece a la planta por la que recibió su nombre. Dependiendo de qué tan procesado esté, podría contener de un 55 a un 90 por ciento de fructosa. El jarabe de maíz de alta fructosa está compuesto por un 55 por ciento de fructosa, así que en el mejor de los casos, el jarabe de agave no ofrece ningún beneficio.

La evidencia es abrumadora y muestra que cuando se consume en altas cantidades, la fructosa es el azúcar más dañino que puede consumir. La fructosa puede provocar ácido úrico, que es la vía directa a la hipertensión, resistencia a la insulina, diabetes, enfermedades renales y hepáticas. Para dar un sabor dulce existen otras opciones como la stevia (una hierba) y la miel orgánica cruda, en pequeñas cantidades. La miel también tiene un alto contenido de azúcar, pero al menos le ofrece algunos beneficios de salud, brindados por su alta calidad.

Bebidas Deportivas y las Barras Energéticas

Para la mayoría de los deportistas y atletas promedio, las bebidas energéticas no sólo son una pérdida de dinero sino que también pueden empeorar su salud. La mayoría de las bebidas deportivas están cargadas con cosas que NO necesita, como el jarabe de maíz de alta fructosa, sodio, así como colorantes y saborizantes artificiales. Menos de un uno por ciento de las personas que consumen este tipo de bebidas realmente se benefician de ello.

Las bebidas deportivas son 30 veces más erosivas para sus dientes que el agua. Y lavarse los dientes no le ayudará porque el ácido crítico contenido en las bebidas deportivas ablandará tanto el esmalte de los dientes que podrían dañarse sólo por lavarse. Una mejor alternativa es el agua de coco, ya que contiene una larga lista de compuestos nutricionales benéficos incluyendo electrolitos, enzimas, oligoelementos, aminoácidos y antioxidantes.

El agua de coco también tiene propiedades antinflamatorias y otras que disminuyen la presión arterial, haciéndola la “bebida deportiva” perfecta. Pero incluso el agua de coco contiene azúcar y lo ideal es limitar su consumo únicamente para cuando necesita reemplazar minerales y fluidos, por ejemplo, después de utilizar un sauna o hacer ejercicios de cardio de larga duración. La mayoría de las barras energéticas contiene proteína de soya barata, jarabe de maíz de alta fructosa, vitaminas sintéticas y productos de desecho de la producción industrial de alimentos.

Aceites Vegetales y Mantequilla Adulterada

El consumo masivo de aceites vegetales por parte de las personas en Estados Unidos se debe en gran parte a la mala fama que se le ha dado a las grasas saturadas durante décadas. A medida que aumenta la presión para evitar las grasas de origen animal, las personas están consumiendo mayores cantidades de aceites vegetales altamente refinados que son dañinos, como el aceite de maíz, de soya, de canola y de cártamo. Desafortunadamente, todos estos son aceites altamente procesados y casi no tienen ningún valor nutricional. Y han causado un desequilibrio entre la relación de las grasas omega-3 y omega-6, que es una de las causas principales de la inflamación crónica.

El aceite de soya uno de los peores aceites vegetales y los alimentos procesados los contienen. Ya sea parcialmente hidrogenado, orgánico o hecho de nuevas variedades de soya de tal forma que no necesitan hidrogenación, el aceite de soya puede causar disfunción y caos en su cuerpo a nivel celular. Más del 90 por ciento de los cultivos de soya estadounidenses están genéticamente modificados y como resultado de ello, están contaminados con niveles peligrosos del herbicida glifosato, lo que compone su toxicidad.

La margarina es prácticamente un ataque cardíaco empaquetado, cargada con grasas trans (de la hidrogenación, el proceso de convertir aceites vegetales líquidos en sólidos). Las grasas trans contribuyen con las enfermedades cardíacas, el cáncer, problemas en los huesos, desequilibrio hormonal e infertilidad, así como bajo peso al nacer, problemas de desarrollo y problemas de aprendizaje en niños. Por otra parte, la mantequilla, es un verdadero alimento saludable- está cargada de vitaminas, minerales, ácidos grasos, CLA (si las vacas son alimentadas con pastura y no con granos) y muchos otros nutrientes que su cuerpo necesita.

Alimentos Bajos en Grasa y Sin Grasa

La moda sobre los alimentos bajos en grasa ha sido una de las modas alimenticias más dañinas de la historia, dejando a decenas de millones de personas con enfermedades crónicas. La idea de que todas las grasas (especialmente las grasas de origen animal) son malas para usted, no es más que una mala interpretación de la ciencia- algo que se ha “estancado” en la cultura occidental. Por supuesto, que debe evitar los aceites vegetales promocionados como “saludables”, ya que no sólo están altamente procesados sino que también contienen muchas grasas omega-6.

Una alternativa de grasas más saludable que nos es promovida por los medios de comunicación ni por los nutricionistas, son las grasas saturadas de origen animal y vegetal. Son una fuente de importantes beneficios de salud. De hecho, su cuerpo no puede funcionar sin las grasas saturadas. Son necesarias para un funcionamiento adecuado de sus membranas celulares, sistema inmunológico, corazón, cerebro y otros órganos. De hecho un estudio reciente brinda evidencia convincente sobre el hecho de que es el tipo de grasa que consume y no la cantidad, lo que brinda los beneficios cardiovasculares en la alimentación mediterránea.

Cuando se eliminan las grasas de los alimentos, estos quedan sin sabor. Por lo que los fabricantes añaden azúcar, sodio y otras sustancias químicas en cantidades masivas. Así que lo mejor es consumir alimentos enteros, incluyendo lácteos con grasa y sin pasteurizar. Son mucho mejores para usted y también tienen un mejor sabor.

Cereales para el Desayuno

Los cereales para el desayuno son la forma favorita de empezar el día para muchas personas, sin embargo están llenos de ingredientes tóxicos y publicidad engañosa. Por supuesto, el problema principal es que están hechos a base de granos, de lo que ya hablamos anteriormente. Pero inclusive muchas de las variedades denominadas como “naturales” están contaminadas con pesticidas tóxicos, fumigantes y disolventes cancerígenos, así como ingredientes transgénicos o genéticamente modificados. La única etiqueta que puede darle la tranquilidad que merece es el sello de “Certificación de 100% Orgánico de la USDA”.

En el 2011, una prueba independiente realizada por el Instituto Cornucopia demostró que muchos cereales para el desayunó etiquetados como “naturales”- algunos inclusive afirman evitar ingredientes transgénicos, los contienen. El típico desayuno estadounidense, como el cereal, los muffins y alimentos parecidos, son populares debido a sus exitosas campañas de publicidad. Debería considerar saltarse el desayuno.

Pero espere, ¿Qué acaso el desayuno no es la comida más importante del día? Investigaciones novedosas y convincentes indican lo contrario. Saltarse el desayuno podría reducir el hambre, estimular el metabolismo, estabilizar sus niveles de insulina y azúcar en la sangre durante todo el día. El ayuno intermitente aplicado correctamente lo ayudará a eliminar la mayoría de los antojos por los alimentos y a alcanzar su peso ideal. 

¡Mejor Elija Alimentos de Verdad!

A la hora de considerar comprar un alimento- independientemente de que sea orgánico, local, de un supermercado o de un mercado de granjeros, asegúrese tomar en cuenta los siguientes criterios. Muchas veces, el mejor lugar para encontrar alimentos de alta calidad es en un grupo agrícola sostenible en su área. Si usted no está seguro de qué alimentos consumir y en qué cantidades, o bien si sólo necesita ayuda para comenzar, por favor échele un vistazo a mi plan nutricional gratuito. Asegúrese de que sus alimentos:

Sean cultivados/producidos sin el uso de pesticidas y fertilizantes químicos (tenga cuidado porque los alimentos orgánicos entran en esta descripción, pero también algunos alimentos no orgánicos)  Estén frescos (si tiene que elegir entre vegetales orgánicos marchitos o vegetales convencionales frescos, este último sería una mejor opción, ya que la frescura es sumamente importante para el contenido nutricional)
No sean transgénicos o genéticamente modificados No provengan de operaciones concentradas de alimentación de animales (CAFOs)
No contengan hormonas de crecimiento , antibióticos u otras drogas Sean cultivados/producidos tomando en cuenta las leyes de la naturaleza (es decir que los animales sean alimentados de forma natural y no con una mezcla de granos y bioproductos animales y que tengan acceso libre a su hábitat natural)
No contengan conservadores, endulzantes artificiales o cualquier otra cosa artificial Sean cultivados/producidos de  forma sostenible (utilizando cantidades mínimas de agua, protegiendo el suelo de la erosión y utilizando los desechos animales como fertilizantes naturales en lugar de convertirlos en contaminantes ambientales)

 

Fuentes y Referencias

1 Io9 May 2, 2013

Republish this article

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, a menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado. Si está embarazada, amamantando, tomando medicamentos, o tiene una condición médica, consulte a su médico antes de usar productos a basados en este contenido.