Ocultar

42 Flores Que Se Pueden Comer

Publicado Por Dr. Mercola | 18 de Abril 2012

Seleccionar Idioma:
Share This Article Compartir



Por el Dr. Mercola

Las flores comestibles normalmente están relacionadas con la alta cocina y los pasteles para bodas, pero usted podría tener una gran variedad de sabores justo en su patio trasero.

Añadir flores a sus comidas no sólo hará que un plato ordinario se vea muy gourmet sino que también lo hará más sabroso y nutritivo.

Históricamente hablando, muchas culturas diferentes utilizaban las flores frescas en sus platillos culinarios; los pétalos de rosa eran muy populares entre los indios asiáticos, la planta liliácea aparece en los platillos orientales, los romanos utilizaban violetas y las flores de calabaza rellena eran populares en las culturas italiana e hispana.i

Si usted está acostumbrado a añadir hierbas frescas a sus alimentos, añadir unas flores frescas no es muy diferente, pero hay una guía única que debe tomar en cuenta.

No Todas Las Plantas Son Comestibles

Antes de comer cualquier tipo de flor, necesita asegurarse de que sea comestible. Como una regla general, asuma que todas las flores que se encuentran en la florería, en los viveros y en los jardines públicos no son comestibles, ya que por lo general se encuentran cargados con pesticidas. Es el mismo caso de las flores que se encuentran al borde de las carreteras o en cualquier jardín que haya sido tratado con productos químicos. Acostúmbrese a las flores que crecen de manera orgánica o a aquellas que usted mismo siembra (sin el uso de pesticidas, ni herbicidas).

Sin embargo, algunas flores, incluso las orgánicas, pueden hacer que se enferme si las come.  Dafne, dedalera, narciso, jacinto, entre otras son algunos ejemplos de flores venenosas que no deberían utilizarse con fines culinarios. La presentación de la parte de arriba contiene 42 ejemplos de flores que son seguras de comer, pero existen muchas más. Consulte el libro de referencia de flores comestibles o pregunte a un experto en el área, antes de intentar algo y si no está seguro, no lo coma.

El Poder de las Flores: ¿Las Flores son Buenas para Usted?

Las flores son alimentos vegetales naturales y como muchos otros alimentos vegetales en la naturaleza, por lo general contienen nutrientes valiosos para su salud. Por ejemplo, el diente de león contiene numerosas propiedades antioxidantes, así como flavonoides, entre ellos CUATRO veces más beta carotenos que el brócoli, así como luteína, criptoxantina y zeaxantina. También son ricas en vitaminas, incluyendo ácido fólico, riboflavina, piroxidina, niacina y vitaminas E y C. Otros ejemplos incluyen:

  • Las violetas contienen rutina, un fitoquímico con propiedades antinflamatorias y antioxidante que podría ayudar a fortalecer las paredes capilares
  • Los pétalos de rosa contienen bioflavonoides y antioxidantes, así como vitaminas A, B3, C y E
  • Las capuchinas contienen licopeno que combate el cáncer y luteína, un carotenoide que se encuentra en las frutas y vegetales y que es importante para la salud ocular
  • La lavanda contiene vitamina A, calcio y hierro y se dice que es benéfica para el sistema nervioso central
  • Las flores de cebollino (la flor púrpura de la hierba de cebollino) contiene vitamina C, hierro, azufre y ha sido tradicionalmente utilizada para ayudar a reforzar los niveles saludables de presión arterial

Las Flores son Frágiles, Se les Debe Tratar con Cuidado

Las flores son sumamente perecederas y no deben ser almacenadas en el refrigerador. Idealmente, recójalas frescas y sírvalas lo antes posible (almacénelas en un vaso con agua mientras las prepara). Si necesita almacenarlas, colóquelas con cuidado entre dos toallas de papel húmedas, envuélvalas en plástico o colóquelas en un recipiente hermético y después métalas al refrigerador. Cuando estén listas para usarse, enjuague cada flor con agua y seque cuidadosamente. Puede utilizar un cuchillo o pinzas para quitarles el pistilo y las hojas, después desprenda los pétalos (por lo general, los pétalos son los que se comen).

Las flores pueden comerse crudas en las ensaladas (capuchinas, diente de león y la primavera son las más populares en cuanto a este uso) agregarse a los aperitivos o en salsas y otros platillos. Cada flor tiene un sabor único, pero encontrará las que tengan un sabor parecido al de otras hierbas o especias. Por ejemplo, el bálsamo de abeja tiene un sabor parecido al orégano, los claveles tienen un sabor parecido al clavo y la caléndula algunas veces es llamada “el azafrán de los pobres” debido a que su sabor es similar al del azafrán.

Si estas flores no se encuentran disponibles gratuitamente en su propio patio trasero, usted puede encontrar flores comestibles en las tiendas de alimentos gourmet, en mercados de agricultores y otras tiendas especializadas.

Cuando se Trata de Comer Flores, Comience Poco a Poco

Las flores son pequeñas pero pueden tener un gran alcance, en especial si son nuevas en nuestra alimentación. Por lo que debe introducirlas a su dieta poco a poco, esto con el fin de evitar cualquier tipo de reacción alérgica o trastorno digestivo. Esto es muy importante si usted es alérgico al polen, ya que comer flores podría empeorar los síntomas. Incluso las nutritivas flores comestibles de alta calidad pueden causar reacciones inesperadas en algunas personas. Así que pruebe una a la vez y en PEQUEÑAS cantidades para ver cómo reacciona su cuerpo.

Referencias:

i About.com Edible Flowers History


* Estas declaraciones no han sido evaluadas por la Administración de Medicamentos y Alimentos. Este producto no tiene como objetivo
diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.

Aviso Legal: El contenido completo de este sitio de internet está basado en las opiniones del Dr. Mercola, al menos que se indique lo contrario. Los artículos individuales se basan en las opiniones de sus respectivos autores, quienes tienen el derecho del autor como se indica. La información en este sitio de internet no tiene como objetivo reemplazar la relación uno a uno con un profesional del cuidado de la salud calificado y no es una opinión médica. Su objetivo es compartir conocimiento e información proveniente de la investigación y experiencia del Dr. Mercola y su comunidad. El Dr. Mercola le invita a tomar sus propias decisiones para el cuidado de salud basadas en su propia investigación y en compañía de un profesional del cuidado de la salud calificado.